lang="es-ES"> Propiedad intelectual y derechos de autor | Solo y amargo

Propiedad intelectual y derechos de autor

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

La propiedad intelectual trata sobre los derechos exclusivos que tiene el autor de una obra, teniendo este pleno derecho a la explotación de su obra.

Copyright

La propiedad intelectual está relacionada con las creaciones de la mente, es decir, las invenciones, obras literarias y artísticas, las imágenes, los símbolos, así como los modelos utilizados en el comercio, dividiéndose en dos categorías (Naciones Unidas):

Propiedad industrial: invenciones, patentes, dibujos y marcas.

Derecho de autor: obras literarias y artísticas. Son los derechos de los artistas sobre sus ejecuciones.

El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el solo hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita. Este Derecho es reconocido por la Convención de Berna en 185 países.

¿Qué diferencias existen entre propiedad industrial y propiedad intelectual?

La propiedad intelectual es el reconocimiento de un derecho de propiedad especial en favor de un autor u otros titulares de derechos, sobre las obras del intelecto humano. En otras palabras, la propiedad intelectual es un grupo muy heterogéneo de derechos cuyo punto en común recompensa al esfuerzo creativo, inventivo o económico realizado por el titular.

La propiedad industrial es la protección legal de que pueden ser objeto las invenciones, los diseños industriales y las marcas y otros signos distintivos de productos o servicios.

La diferencia entre ambas es radica en que si la creación está en la esfera intelectual, esos derechos quedan incluidos en la denominada propiedad intelectual. Si además, la creación entra dentro de los múltiples campos de la industria, los derechos derivados quedan incluidos en la llamada propiedad industrial. La propiedad intelectual atiende a creaciones literarias, artísticas y científicas y la propiedad industrial a invenciones, signos distintivos y diseños industriales.

Teniendo en cuenta todo esto, hagamos un repaso por los organismos reguladores, normativas y algunos conceptos.

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es el organismo del sistema de organizaciones de las Naciones Unidas dedicado al uso de la propiedad intelectual (patentes, derecho de autor, marcas, diseños (dibujos y modelos), etc.) como medio de estimular la innovación y la creatividad. La OMPI tiene entre sus objetivos prioritarios velar por el respeto hacia la propiedad intectual.

A través de la web de la OMPI podemos acceder a un listado con los 185 Estados miembros de esta Organización, las condiciones de admisión, la información de contacto, la legislación aplicable a cada Estado, etc. Se trata de una herramienta de gran ayuda para conocer, sobre todo, las legislaciones que cubren los derechos morales de la propiedad intelectual de muchos países.

En España, por ejemplo, es de aplicación la Ley 11/1986, de 20 de marzo, de patentes; la Ley 17/2001, de marcas; y el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. También son aplicables el Convenio de París para la protección de la propiedad industrial, de 20 de mayo de 1883; el Tratado de Cooperación en materia de patentes, de 19 de junio de 1970; el Convenio sobre Concesión de Patentes Europeas, de 5 de octubre de 1973; el Arreglo de Madrid relativo al registro internacional de marcas, de 14 de abril de 1891; el Protocolo concerniente al Acuerdo de Madrid relativo al Registro internacional de marcas, de 27 de junio de 1989; el Reglamento (CE) 40/94 del Consejo, de 20 de diciembre de 1993, sobre la marca comunitaria; y, por último, el Reglamento (CE) 6/2002 del Consejo, de 12 de diciembre de 2001, sobre los dibujos y modelos industriales.

Como se puede observar, además de que existen bastantes reglamentos tratados y leyes, en ocasiones estos son bastante antíguos. Aun así, para algunos temas en particular, la legislación puede presentarse ambigua.

El Convenio de Berna

Se trata de un tratado para la protección de los derechos de autor sobre las obras artísticas y literarias. Recoge el principio del trato nacional, según el cual los autores pertenecientes a uno de los países de la Unión gozarán en las otras naciones, para sus obras, estén o no publicadas en una de ellas, de los derechos que las leyes respectivas conceden o concederán a sus nacionales.

El Convenio de Berna también trata sobre los “derechos morales” del autor y la posibilidad de reclamar la autoría de una obra por parte de este.

¿Qué creaciones están protegidas por la propiedad intelectual?

Según el Convenio de Berna, estarían protegidas las siguientes:

(Artículo 2)

1) Los términos « obras literarias y artísticas » comprenden todas las producciones en el campo literario, científico y artístico, cualquiera que sea el modo o forma de expresión, tales como los libros, folletos y otros escritos; las conferencias, alocuciones, sermones y otras obras de la misma naturaleza; las obras dramáticas o dramático-musicales; las obras coreográficas y las pantomimas; las composiciones musicales con o sin letra; las obras cinematográficas, a las cuales se asimilan las obras expresadas por procedimiento análogo a la cinematografía; las obras de dibujo, pintura, arquitectura, escultura, grabado, litografía; las obras fotográficas a las cuales se asimilan las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía; las obras de artes aplicadas; las ilustraciones, mapas, planos, croquis y obras plásticas relativos a la geografía, a la topografía, a la arquitectura o a las ciencias.

2) Sin embargo, queda reservada a las legislaciones de los países de la Unión la facultad de establecer que las obras literarias y artísticas o algunos de sus géneros no estarán protegidos mientras no hayan sido fijados en un soporte material.

3) Estarán protegidas como obras originales, sin perjuicio de los derechos del autor de la obra original, las traducciones, adaptaciones, arreglos musicales y demás transformaciones de una obra literaria o artística.

4) Queda reservada a las legislaciones de los países de la Unión la facultad de determinar la protección que han de conceder a los textos oficiales de orden legislativo, administrativo o judicial, así como a las traducciones oficiales de estos textos.

5) Las colecciones de obras literarias o artísticas tales como las enciclopedias y antologías que, por la selección o disposición de las materias, constituyan creaciones intelectuales estarán protegidas como tales, sin perjuicio de los derechos de los autores sobre cada una de las obras que forman parte de estas colecciones.

6) Las obras antes mencionadas gozarán de protección en todos los países de la Unión. Esta protección beneficiará al autor y a sus derechohabientes.

7) Queda reservada a las legislaciones de los países de la Unión la facultad de regular lo concerniente a las obras de artes aplicadas y a los dibujos y modelos industriales, así como lo relativo a los requisitos de protección de estas obras, dibujos y modelos, teniendo en cuenta las disposiciones del Artículo 7.4) del presente Convenio. Para las obras protegidas únicamente como dibujos y modelos en el país de origen no se puede reclamar en otro país de la Unión más que la protección especial concedida en este país a los dibujos y modelos; sin embargo, si tal protección especial no se concede en este país, las obras serán protegidas como obras artísticas.

8) La protección del presente Convenio no se aplicará a las noticias del día ni de los sucesos que tengan el carácter de simples informaciones de prensa.

Dentro de este apartado me llama radicalmente la atención el punto número 8. Según esto, al menos así lo entiendo yo, una publicación en una web de noticias, por ejemplo, no estaría recogida dentro de la propiedad intectual. Son aspectos ciertamente ambiguos que pueden dar lugar a interpretaciones dispares.

(Artículo 4)

Estarán protegidos en virtud del presente Convenio:

(a) los autores de las obras cinematográficas cuyo productor tenga su sede o residencia habitual en alguno de los países de la Unión;

(b) los autores de obras arquitectónicas edificadas en un país de la Unión o de obras de artes gráficas y plásticas incorporadas a un inmueble sito en un país de la Unión.

Uno de los aspectos a tener en cuenta en este Convenio es saber cuando prescriben estos derechos de autor de una obra, es decir, cuando la obra pasa a dominio público. El Convenio establece que trascurrido un plazo desde la muerte del autor los derechos patrimoniales expiran.

El plazo que dicta el Convenio, tras la muerte del autor, para que desaparezcan estos derechos es de 50 años. En algunos países se extiende este plazo considerablemete. El Derecho europeo opta por un periodo de 70 años tras la defunción.

Copyright

Copyright

Copyright

El derecho de autor existe por el hecho de la creación. Esto significa que, sin formalidades, el autor dispone automáticamente de un derecho, simplemente por ser el autor original del trabajo.

Para demostrar este derecho de autor se utiliza el copyright. El copyright se materializa a partir de cualquier prueba o elemento de prueba que permita atestiguar que alguien es autor de una obra.

El depósito tiene como objetivo demostrar el derecho de autor, establecer lo que se viene a denominar una prueba de anterioridad. Es una prueba de que, efectivamente, un autor es el primero en poseer una prueba de una obra antes que los demás.

Se trata, en definitiva, de una prueba certificada.

En Europa, por ejemplo, el copyright es de 70 años tras la muerte del autor, pudiendo llegar en algunos casos a los 80 años.

Dominio públicodominio-publico

Una obra pasa al dominio público cuando los derechos patrimoniales han expirado.El Convenio de Berna establece que el plazo para que estos derechos de patrimonio no sean vinculantes es de 50 años como mínimo y se establece normalmente tras la muerte del autor o propietario de los derechos.

En algunas naciones el plazo para que expiren estos derechos puede ser mayor incluso que esos 50 años. En Europa, tal y como hemos apuntado antes, este periodo se extiende hasta los 70 años.

Creative Commons

Las licencias Creative Commons «liberan» derechos, no los dan. La mala comprensión de este detalle ha hecho que muchas personas licencien sus contenidos en internet con Creative Commons pensando que era una alternativa fácil, rápida y barata al símbolo de Copyright y que les protegería en caso de plagio. Nada tiene que ver el plagio con este asunto: la obra tiene todos los derechos reservados desde el momento en que nace y se liberen algunos de ellos o no: si alguien se ve plagiado puede emprender las acciones legales que crea oportunas. (Juan García Álvarez de Toledo).

“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” (Andrés Sánchez)

Las licencias Creative Commons, nacen para compartir y reutilizar las obras de creación bajo ciertas condiciones. Con las licencias Crative Commons, el autor autoriza el uso de su obra, pero la obra continua estando protegida. Las Creative Commons proponen “algunos derechos reservados”.

Todas las licencias Creative Commons obligan al reconocimiento del autor de la obra y, si el autor quiere, también deberá indicarse la fuente (por ejemplo, institución, publicación o revista) donde se ha publicado. Las licencias Creative Commons son de carácter gratuito y que, por tanto, la mejor manera de asegurar la remuneración del autor es excluyendo los usos comerciales y las obras derivadas (es decir, la licencia de Reconocimiento – No comercial – Sin obra derivada). Estas licencias se establecen a perpetuidad, es decir, toda la duración de la protección de la obra. El autor se reserva el derecho, en cualquier momento, de explotar la obra con otra licencia (sea Creative Commons o no), o, incluso, de retirarla, pero la licencia previamente otorgada continuará vigente. Las licencias Creative Commons no tienen carácter de exclusividad, por tanto el autor puede otorgar otras licencias sobre la misma obra con condiciones diferentes, pero las subsiguiente licencias sólo se podrán otorgar en régimen de no exclusividad. (Universidad Politécnica de Cartagena).

“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” – See more at: http://norocksolo.com/%C2%BFcomo-commons-parte-ii/#sthash.JIyYoJFL.dpuf
“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” – See more at: http://norocksolo.com/%C2%BFcomo-commons-parte-ii/#sthash.JIyYoJFL.dpuf
“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” – See more at: http://norocksolo.com/%C2%BFcomo-commons-parte-ii/#sthash.JIyYoJFL.dpuf
“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” – See more at: http://norocksolo.com/%C2%BFcomo-commons-parte-ii/#sthash.JIyYoJFL.dpuf
“cuando un autor crea una obra, según la ley de Propiedad Intelectual tiene todos los derechos reservados sobre la misma. Da igual que sea un poema escrito en una servilleta que un cortometraje: nadie puede reproducir, copiar, distribuir o hacer una obra derivada de la tuya sin tu consentimiento. Para que se dé esta situación no es necesario acudir a ningún registro de propiedad intelectual o afiliarse a una asociación de protección de derechos de autor. Es así, guste o no, y vigente hasta 70 años después de la muerte del autor” – See more at: http://norocksolo.com/%C2%BFcomo-commons-parte-ii/#sthash.JIyYoJFL.dpuf

creative_commonsVídeo

Las licencias Creative Commons tienen 4 condiciones:

CC Creative Commons-Reconocimiento (attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría.

No Comercial (Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.

Sin obras derivadas (No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la transformación para crear una obra derivada.

Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

Dentro de la modalidad Creative Commons existen 6 tipos de licencias:

CC-BY: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, realizar obras derivadas (traducción, adaptación, etc.) y hacer de ella un uso comercial, siempre y cuando se cite y reconozca al autor original.

CC-BY-NC: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, y generar obras derivadas siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No se permite utilizar la obra con fines comerciales.

CC-BY-NC-SA: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, y generar obras derivadas siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. La distribución de las obras derivadas deberá hacerse bajo una licencia del mismo tipo. No se permite utilizar la obra con fines comerciales.

CC-BY-NC-ND: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, siempre y cuando siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No permite generar obra derivada ni utilizarla con finalidades comerciales.

CC-BY-SA: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, generar obras derivadas y hacer de ellas un uso comercial, siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. Se permite la distribución de las obras derivadas, pero única y exclusivamente con una licencia del mismo tipo.

CC-BY-ND: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, y hacer de ella un uso comercial siempre y cuando siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No permite generar obra derivada.

CCPara algunas licencias Creative Commons existen restricciones como la prohibición de obra derivada o la prohibición de uso comercial. Es el caso de las licencias CC-BY-NC, CC-BY-NC-SA, CC-BY-NC-ND y CC-BY-ND. Son licencias de libre distribución, semi-libres o con algunos derechos reservados.

Copyleft

Copyleft

Copyleft

El Copyleft se practica al ejercer el derecho de autor que consiste en permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. La efectividad de ejercerlo puede depender de la legislación particular de cada país, pero en principio se puede utilizar para programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor.

El término surge en las comunidades de software libre como un juego de palabras en torno a Copyright: «derecho de autor», en inglés (literalmente «derecho de copia») con otro sentido, el de left: pretérito del verbo dejar o permitir. Se considera que una licencia libre es copyleft cuando además de otorgar permisos de uso, copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que dispone una licencia similar o compatible a las copias y a las obras derivadas.

Marcas y patentes

La marca es un “signo” cuyo objeto fundamental es distinguir los productos o servicios de una empresa frente a sus competidores.

La forma en la cual puede constituirse dicha marca es mediante la implantación de elementos tales como palabras, imágenes, figuras, símbolos, formas tridimensionales, etc., a gusto del empresario  o empresa.

Los consumidores desarrollan relaciones sociales, sicológicas y antropológicas hacia las marcas. Esta fijación en la marca lleva a no pocos consumidores a comprar un determinado artículo por la marca en sí, sin prestar demasiada atención al artículo. Algunos usuarios se identifican con determinadas marcas.

Para el registro de una marca es imprescindible que el signo elegido para diferenciar la empresa de sus competidores esté disponible, de manera que se puede excluir los signos que por semejanza puedan irrumpir en el mercado de forma confusa e imprecisa, pudiendo acarrear problemas y conflictos entre las empresas.

La patente es el derecho de exclusividad comercial de fabricación, uso, distribución y venta que se concede sobre una invención. La invención es una novedad en el modo de hacer las cosas. Puede ser un producto o un procedimiento.

La invención solo podrá patentarse, generalmente, si puede tener un uso práctico y es realmente novedosa desde el punto de vista técnico, es decir, que aporte algún elemento nuevo, un paso inventivo, sobre el cuerpo de conocimiento existente. Se entiende por tanto que no será deducible por alguien con un conocimiento medio del ámbito técnico de la invención. Ademas debe ajustarse a derecho en función de cada país en cuanto a las restricciones locales que existen sobre la imposibilidad de patentar teorías científicas, procedimientos matemáticos, vegetales, animales, tratamientos médicos, sustancias naturales y métodos comerciales.

La patente protege a su titular durante un periodo, por lo general, de 20 años, durante los cuales nadie podrá hacer uso de su derecho exclusivo sin el debido consentimiento.

Los derechos de autor en la música

Como habíamos visto anteriormente, a partir de la muerte del autor que posee los derechos, se establece un periodo de 50-70 años para que esos derechos de autor expiren.

Cuando utilizamos música protegida y la distrubuimos en una web, por ejemplo, estamos cometiendo una falta. Pero, ¿y si la música es de Mozart?; como todos sabemos el famoso compositor y pianista falleció en 1791, por lo que su música sería libre. La música de Mozart si es libre, pero no lo son los interpretes, es decir, si adquirimos una melodía de Mozart interpretada por la Filarmónica de Berlín, por ejemplo, no podríamos distribuirla en nuestra web libremente, ya que la Filarmónica es muy posible que posea derechos de autor.

Podemos encontrar webs con música libre sin derechos de autor. He querido destacar estas, aunque existen otras:

Free PD

Audio Sound Clips

Free Music Projects

Los derechos de autor en las imágenes

Con las imágenes ocurre lo mismo, hay que tener cuidado con el copyright de las imágenes antes de apropiarnos de ellas o utilizarlas. En ocasiones resulta complicado saber si una imagen está protegida o no, aunque si abrimos una imagen digital con el programa de edición y visualización de imágenes “Photoshop”, podemos acceder a la información de la imagen, y quizás podamos averiguar algo de su autor. Esto no siempre funciona, pero puede ser útil.

Existen varios buscadores de imágenes libres en la red:

Pixabay

Picdrome

Every Stock Photo

El buscador de imágenes de Google ha añadido una función que permite filtrar los resultados de búsqueda según sus derechos de uso. Podemos buscar por “Imágenes” y optar por la opción “Herramientas de búsqueda” para despúes seguir con “Derechos de uso”.

-Preguntas frecuentes-

Fuentes: Convenio de Berna, Máster en Comercio Internacional (Universidad Francisco de Vitoria), legislación, Wikipedia y otros autores referenciados en el artículo.





Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
Google+
http://soloyamargo.com/propiedad-intelectual-industrial-derechos-autor/
Share
YouTube
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Instagram

4 Responses to Propiedad intelectual y derechos de autor

  1. Luis M. Rodriguez says:

    ¿¿ imágenes con Licencia CC BY-SA 3.0. pueden ser utilizadas como ilustraciones de un libro ?

  2. soloyamargo says:

    Como curiosidad aquí tenéis un ejemplo de problemas que pueden surgir a la hora de utilizar contenido: http://ximiscelanea.blogspot.com.es/2011/04/jamendocom-realmente-musica-libre.html

  3. Aun todavia pese al gran avance de la tecnología, las ciencias y los difrentes derechos de la prevalece la impotencia por el desanparo de muchos y la sobreprotección de unos pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Quieres suscribirte?

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
Google+
http://soloyamargo.com/propiedad-intelectual-industrial-derechos-autor
Share
YouTube
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Instagram
real money casinos new zealand free ebook download e kitap indir yemek tarifleri bahis siteleri superonline fatura ödeme işbankası borç sorgulama elektrik faturası ödeme tl yükleme hgs yükleme turkcell fatura ödeme avea fatura ödeme vodafone fatura ödeme igdaş fatura ödeme trafik cezası ödeme iski fatura ödeme hgs yükleme tl yükleme kontör yükleme tatlı tarifleri fantazi iç giyim pasta tarifleri vikings izle game of thrones izle asat borç ödeme